Capilla de la Sábana Santa en Turín

La Capilla de la Sábana Santa (también denominada el Santo Sudario) en Turín se construyó a fines del siglo XVII por el arquitecto Guarino Guarini. Se encuentra, simbólicamente, entre el Palacio Real y la Catedral, ya que se trataba de una reliquia religiosa de propiedad de la casa de Saboya.

Guarino Guarini, arquitecto y sacerdote de la Orden de los Teatini, estudió en Roma y fue autor de tratados filosóficos, teológicos y obras dramáticas.

 

En un sitio donde nadie consiguió antes construir un edificio estable, Guarini aplicó una nueva técnica a base de hexágonos y cúpulas contrapuestas.

 

Guarini llenó su creación arquitectónica con una multitud de símbolos religiosos: una imagen del espíritu santo, estrellas, figuras geométricas que se parecen a cruces y a clavos de la cruz, etc.

La Sábana Santa se encontraba en la parte central de la Capilla en una construcción especial decorada con estatuas y metales preciosos. En 1997, la Capilla se incendió. El fuego fue tan intenso que incluso el mármol del suelo se estropeó. Afortunadamente, la Sábana Santa no se dañó, ya que en el momento del incendio estaba en otra habitación.

Actualmente, la restauración de la Capilla está casi completada. En un futuro próximo la parte central será restaurada.

 

Os invitamos a visitar esta capilla como parte de una visita guiada por Turín.