"La última cena" de Leonardo da Vinci

La obra mas famosa dee Leonardo da Vinci, "La última cena", se encuentra en el convento de Santa María delle Grazie en Milán.

Se trata del trabajo mas maduro y completo de Leonardo. Su idea principal fue la de expresar y transmitir, de la forma mas realista posible, las diferentes reacciones de los apóstoles a las palabras de Cristo "Uno de vosotros me va a traicionar".

 

Cada uno de ellos lo hace de forma diferente, en base a su carácter y temperamento.

Fue este sutil detalle psicológico, basado en la diversidad de rostros, gestos y expresiones, lo que más impresionó a los contemporáneos de Leonardo, especialmente al comparar sus pinturas con otras imágenes florentinas precedentes, de pintores famosos, relativas al mismo tema.

Uno de los episodios en la creación de la obra describe perfectamente el estilo y la personalidad de Leonardo da Vinci:

Leonardo estaba ya durante horas en el refectorio, inmerso en sus pensamientos, reflexionando y estudiando las imágenes de los apóstoles y sus posibles reacciones. El abad del monasterio se disgustó con su lentitud; quería que el artista no dejara de pintar y le exigió que la obra se completara lo antes posible. Se quejó ante el duque, quien pidió a Leonardo con delicadeza, que vaya mas rápido con su trabajo.

 

Leonardo respondió al duque que él estaba ya cerca del final de la obra y que todo lo que le faltaba para completarla eran las dos últimas cabezas: la de Cristo y la del traidor Judas pero que él estaba indeciso sobre el diseño de la cabeza de Judas. Sugirió que, si no encontraba nada mejor, podría usar la cabeza de ese abad, ya que era obsesivo e indiscreto.

Este comentario hizo sonreír al duque, quien dijo que Leonardo tenía tanta razón.

Así, el abad avergonzado dejó tranquilo a Leonardo.

Para visitarla, incluso como parte de un tour guiado de Milán, conviene contactar con antelación a la guía, ya que las plazas están muy limitadas.