"Cuadrilátero del silencio" en Milán

No lejos del centro histórico de Milán, tras pasar por la Avenida de Venecia, podrás descubrir una zona muy especial, diferente del resto de la ciudad.

Se trata de un área construida a finales del siglo XIX y principios del XX en estilo Liberty. Al igual que en otras ciudades europeas, se encuentra en lo que entonces eran "las afueras" (aunque si hoy en día resulta bastante céntrica), porque la zona central no disponía de espacio suficiente para levantar estas construcciones grandiosas.

La burguesía que surgió en la ola de la revolución industrial europea, estaba ansiosa por los nuevos estilos arquitectónicos y construyó sus casas en esta nueva tendencia, entonces a la moda, en la que se reflejaba una relación entre la técnica en rápido desarrollo y las artes decorativas.

La zona finalmente recibió el inusual nombre de "Cuadrilátero del Silencio"; Aún estando junto a una gran avenida, aquí se respira un ambiente tranquilo y majestuoso en medio a elegantes edificios de principios del siglo XX. No faltan toques de exotismo, como en Villa Invernizzi, una casa con flamencos rosados caminando tranquilamente por el jardín.

 

El estilo “Liberty” milanés comparte elementos decorativos y características con otras ciudades como Turín. Pero también tiene unas características diferenciadoras.

Otra curiosidad es la casa de la Oreja; En tiempos pasados se solían colocar estas orejas a la entrada de las casa para que los visitadores pudieran hablar con el guardián (un antecedente a los porteros automáticos de hoy en día).

 

También hay es posible visitar palacetes privados históricos, con muebles de época, que forman parte de la ruta de las "casas-museos".

Un paseo por el "Cuadrilátero del Silencio", tras un tour por el centro de Milán, permite a los viajeros experimentar el ambiente especial de “otro” Milán, y apreciar este singular barrio con tanta historia.