Museo de Arte Oriental

El museo se encuentra en una residencia del siglo XVII y se compone de varias secciones, que abarcan el arte de la antigua China, Japón, India, el Himalaya y los países islámicos.

El hilo principal que une las exposiciones del museo es la concepción y el desarrollo del budismo.
 
Una de las partes más valiosas de la colección del museo se refiere al arte de Gandhara, que está directamente conectada con las fases iniciales del budismo.
 
Gandhara se refería inicialmente a un antiguo reino, que se extendía desde el actual oriente de Afganistán al noroeste de Pakistán.
 
La escuela de arte de Gandhara floreció en el noroeste de la India y en el este de Afganistán entre el siglo I aC y el siglo VII dC.

Entre los siglos VI y V aC, durante el gobierno de su dinastía persa, Gandhara fue impregnado con influencias indias y mediterráneas tanto en el arte como en la cultura.

 

Es por eso que el arte de Gandhara se considera una fusión de civilizaciones.
 
Estatuas de Buda, representaciones de dioses indios, brazos de samurái, libros de monjes tibetanos, antiguas decoraciones japonesas y muchas otras creaciones sorprenderán no sólo a especialistas sino también a turistas que desean ser transportados a otras épocas.

Haciendo una excursión por el centro de Turín es una buena idea el detenerse un par de horas para visitar este museo tan sorprendente.