La arquitectura “Liberty” en Turín

El gran auge de Turín tuvo lugar en a partir del siglo XVII, como capital de la dinastía Saboya. Por ello se desarrolló principalmente con un estilo barroco en el que participaron los mejores arquitectos de la época.

Sin embargo, Turín continúo evolucionando y también otros estilos, como el “Liberty” dejaron aquí su huella. Turín es reconocida como una de las principales ciudades de esta tendencia.

 

El “Liberty” en su forma clásica duró desde la última década del siglo XIX hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial. En este corto período se mezcló con el Eclecticismo, el Neogótico, el Neobarroco y el Art-déco. En Turín se pueden admirar interesantes ejemplos del “Liberty” clásico, que destacan por su elegancia y fantasía.

 

La época histórica de la aparición de Liberty fue tan espectacular como su estilo refleja; la revolución industrial, la aparición de la fotografía, el cine, los automóviles, la emigración europea a América, la doctrina del socialismo humanitario... Todo ello conllevó cambios radicales en muchas esferas de la sociedad humana.

 

El estilo Liberty, que dependiendo del país fue llamado de una forma diferente, tuvo lugar cuando mas se ampliaba la brecha entre la sociedad y la naturaleza, realizando un esfuerzo para llevar el arte a la vida cotidiana y valorizar tanto las artes decorativas como valorizar la producción industrial.

Al final del siglo XIX los centros históricos de las ciudades europeas tenían muy poco espacio disponible para la construcción. Por ello la arquitectura “Liberty” se desarrolló en lo que entonces eran zonas periféricas.

Eso también ocurrió en Turín, concentrándose aquí el “Liberty” en lo que eran zonas prestigiosas como la pre-colina de Turín, la Crocetta o Città Torino.

El “Liberty” turinés sus propias características que lo hacen único y lo contraponen al Art-Nouveau francés o a los Modernismos español o inglés.

Como complemento a un tour por Turín, si hay tiempo, se puede hacer una excursión por este pintoresco barrio.